viernes, 9 de diciembre de 2016

Planes con niños: Centros Comerciales en Navidad

Cada año por estas fechas hacemos visitas a los centros comerciales, es casi una "obligación" aunque no quieras ir, aunque lo intentes adelantar, es inevitable y al final vas, claro que vas, si te descuidas pasas más tiempo allí que en casa, valeeee me he pasado un poco no??


Pues como estaba yo diciendo, los centros comerciales se llenan de "espíritu navideño" compras, prisas, regalos y muuucha gente. Pero si tienen una cosa buena son sus actividades para niños. La mayoría de centros cuentan con una gran cantidad de Cuentacuentos, musicales, teatros y talleres, donde también encontrareis a Papá Noel, algún Paje o incluso Reyes Magos.


Actividades que los más pequeños disfrutaran mientras los adultos "ayudamos con la navidad". Planes que vienen bien si como estos días atrás, llueve todo el tiempo, hace frío o te aburres en casa (aunque eso es difícil)


Hace unos días fuimos al musical que hacían en el CC El Saler, casi una hora que estuvimos la mar de entretenidas, donde Salvajita disfruto muchísimo, y que por supuesto repetiremos, ya que cada semana hacen uno diferente, así que iremos a ver otro seguro, además ya me lo está pidiendo ;)


Os dejo un listado de actividades en los CC de Valencia, si pincháis sobre los nombres os llevaran hasta su web donde estará este listado mas ampliado ;)


EL SALER:



TEATROS Y MUSICALES INFANTILES
Consultar horario en su Web ;) según el día es uno u otro.

 9 de diciembre: Rapunzel Mandarina

16 de diciembre: El Enanito Saltarín

23 y 24 de diciembre: Caperucita Mandarina

26 y 27 de diciembre: Mandarina y la Lámpara Maravillosa

28 y 29 de diciembre: Mandarina y la Bestia

30 y 31 de diciembre: Alicia en el País de las Mandarinas

2 y 3 de enero: El Patito Feo

4 y 5 de enero: Blancanieves

7 y 8 de enero: Pulgarcita Mandarina y la Casita de Chocolate

SHOWS MUSICALES:
Pases a las 18h y a las 19h en Plaza Central

Wonderland: 10 y 11 de diciembre

Nunca Jamás, el rescate de Campanilla: 17 y 18 de diciembre



ACTUACIONES INFANTILES
A las 18:00 horas
11 de diciembre: Cuenta cuentos; "Cuento de Invierno" 

23 de diciembre: Actuación Rodamons; "Sombreros"

26 de diciembre: Cuenta Cuentos; "Cuento Interactivo"

27 de diciembre: Cuento con marionetas, con Cecilia Silva 

28 de diciembre: Cuento con el Clown Juan Gamba

MAQUILLAJE
Para niños de 3 a 14 años.
Fecha: Jueves 29 de diciembre
Hora: 18:00h.

NUEVO CENTRO:

En Nuevo Centro encontrarán más de 50 horas de literatura y teatro que sin duda dejarán a los niños boquiabiertos.

DEL 18 AL 27 DE NOVIEMBRE
Viernes de 18:00 a 20:00 h.
Sábados y domingos de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 h.

DEL 26 DE DICIEMBRE AL 5 DE ENERO.
De 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 h.
Excepto día 1 de enero.



Esta es una parte de todo lo que podréis encontrar por aquí, pero seguro que en tu ciudad hay muchas más actividades, y yo estaré esperando que me cuentes todo, todo y todo ;)
Sylvya

lunes, 5 de diciembre de 2016

Cocina con niños: Bombones navideños

Esta semana en "cocina con niños" te enseño lo que será parte de nuestro regalo de navidad para la familia, algo sencillo, muy sencillo, siempre busco cosas que se pueden hacer con niños pequeños, y que hagan solitos gran parte de la receta, no tendría gracia si no fuese así.

Como decía, algo que han hecho con sus manitas siempre es un gran regalo ¿No os parece?

Si miramos los beneficios de cocinar con niños son muchos los que aporta, entre otras esta la destreza manual o darles responsabilidades adaptadas a su edad, con el paso del tiempo aprenderán otras cosas como las propiedades de los alimentos, el uso de utensilios más complejos, pero lo que desde muy pequeños aprenden es a disfrutar de tiempo de calidad con sus padres.

Bueno dejo de ponerme seria y de analizarlo todo, y os enseño que hemos preparado y como.
Necesitamos:
Chocolate del que más nos guste.
Moldes con formas navideñas.

Troceamos el chocolate en un bol y lo metemos al micro o al baño maría, yo prefiero el micro porque Salvajita está loca con el botón  del tiempo y ponerlo en marcha. No le añadimos nada porque queremos que sea igual que una tableta pero con formas.
Con una cuchara la peque mueve el chocolate para darle textura y rellena los moldes con cuidado de no quemarse, aunque el chocolate se enfría con rapidez.
Con la espátula le quita los restos de chocolate, si te descuidas se lo come.....
A la nevera un ratito, se desmoldan y listo.
Solo nos falta un empaquetado bonito, si puede ser Diy pues mejor.


¿Ya tenéis preparados los regalitos familiares? Estoy aquí para leeros, ya sabéis que me encanta que me digáis cositas.


Los regalos se hacen por gusto del que regala, no por mérito del que recibe.
-Carlos Ruiz Zafón-

Sylvya

jueves, 24 de noviembre de 2016

Como mamá se transformó en el Grinch.


Hubo una época en que la navidad era maravillosa, una época en que todos disfrutábamos de estas fechas, donde en vez de venir a visitarnos Papá Noel quien venía era la abuela de este, una persona encorvada con sabanas por la cabeza que corría de un lado a otro del balcón, donde por aquel entonces los niños que cenaban en esa casa salías corriendo hacia las habitaciones, puesto que ver a la abuela significaba que Papá Noel había traído los regalos, hasta el bóxer corría detrás de ellos para coger su regalito, donde se cantaban villancicos hasta la una de la mañana, donde la más anciana de la casa siempre regalaba bragas y colonia a las mujeres y calzoncillos, calcetines y espuma de afeitar a los hombres, donde dicha espuma servía para iniciar un juego que os podréis imaginar, una casa donde se pasaban el rato llamando al timbre y ojo no era para quejarse de los horribles villancicos, si no para unirse a la fiesta, amigos que venían a tomarse la última allí, niños jugando sin parar con todo lo que les habían traído, sin importar nada más, una época en la que en mi pequeño comedor crecía un gran árbol, en la que mis sobrinos venían a ayudarme, hacíamos palomitas, poníamos los villancicos, guerra de palomitas, bolas que se rompían, pero no importaba, todo era alegría y felicidad.

De repente todo eso acabó, un año ya no estaba el bóxer, otro dejaron de traer bragas y calzoncillos, los niños crecieron y desapareció la abuela de Papá Noel, los villancicos dejaron de cantarse al tener que trabajar y llegar cansada a las diez de la noche sin ganas de nada solo de irme a dormir por que el día de Navidad tenía que volver a trabajar de buena mañana,  donde los niños ya no tenían ilusión por nada, solo por recibir su ansiado sobre con dinero, los regalos dejaron de ser algo bonito para ser algo frío, aparecieron las obligaciones, amigos invisibles que nunca me han gustado, reproches por ambos lados, el año pasado estabais en Nochebuena este año os toca Navidad, que claro como trabajas en navidad no vienes aquí, pero a tu casa si vas en Nochebuena, que si reyes, año nuevo, que sí, que no, cada vez me agobiaba mas, decidimos desaparecer en reyes y Nochevieja, y todo eran malas caras al principio, que si no queréis estar en familia, sois desaboridos, la familia no os importa.... etc.

Lo que no saben es que dejé de creer en la navidad, en la familia, en todo lo que estas fechas conllevan por culpa de los reproches, de lo frío que se transforma cuando ya no hay sorpresas, cuando todo es predecible, donde se cena o come y ya esta no hay nada más allá, mi familia se fue apagando por varias cosas, la última al morir mi madre, la familia de mi marido pasaron de juntarse tíos y primos para ser los de casa, estos nada de cantar si no lo hacíamos mi sobrina y yo, después de comer a dormir siesta, o cada uno a su casa sin casi sobremesa. Todo se fue transformando en un domingo cualquiera como tantos en los que nos juntamos, solo que en vez de comer paella se come marisco y como soy alérgica, pues un bocadillo de mortadela, o un trozo de carne, así que para mí no había magia.


Ojala mi niña hubiese conocido todo esto, ojala fuese diferente, pero no, las cosas son como son y no se puede hacer nada, yo no puedo cambiar a 30 personas, solo puedo darle lo mejor de mí, llevarla a ver cosas, conocer una navidad diferente, pero la realidad es otra, días antes de estas fechas trabajo desde la mañana hasta la noche, así que no puedo llevarla a ningún sitio, no los tres juntos como ella quiere y ya pide, pero al menos cuento con su padre y confío en que él la llevara donde yo no puedo, le enseñara cosas, jugaran y disfrutaran de estos días, y sí, tal vez yo sea el Grinch pero como en la película una niña pequeña es la que está haciendo que vuelva a creer en la Navidad.

Sylvya

martes, 22 de noviembre de 2016

Socorro!!! Llega Navidad



Como cada año desde hace tres, por estas fechas, en esta casa, se repite la misma llamada "¿Qué le regalamos a la niña? Necesito saberlo ya...." Años anteriores sabía que contestar, pero este año me veo el día de Navidad sin saber que decir...

Regalos


Formamos parte de dos familias numerosas, y claro con ello va el acumular juguetes año tras año, intentamos que sean prácticos, pero no siempre controlamos lo que le regalan, aun así no me puedo quejar son cosas que me gustan y puede usar mucho tiempo, a esto le añadimos que Salvajita pese a ser muy activa, no es niña de romper las cosas, por lo que nos duran mucho tiempo.

Este año donaremos unos cuantos, otros sin embargo los guardaremos para ir sacándolos con el paso del tiempo.


Llevamos días viendo catálogos de juguetes de todas las jugueterías de los alrededores, y como Salvajita solo pide tres cosas, tengo otros siete en los que pensar para que todo el mundo tenga que regalarle, eso sí en la lista meteré cuentos, puzles, el problema es convencer a algún tío para que se lo regale, que esa es otra, todos quieren ser el tío mas molón, regalarle lo que la niña mas quiere, y viene el... "Claro se lo has dado a tal, ¿y yo que, solo un cuento?" Pero vamos a ver, si es de lo que más gasta, todos los días con sus cuentos y puzles, que si, que el regalo que más ruido hace es el más molón del momento, pero luego se olvidará de él y seguirá con sus libros, al final es el que más disfruta.


Todo esto es una cruz que tenemos, aunque aquí Papá Salvaje era igual, siempre les decía que el ropa no regalaba, con esto, pues no puedo decirles mucho, por que claro, me dirán que se lo ha buscado con los años jajaja, solo me queda ser practica, buscar lo que considere apto y que nos pillen confesados.


Por cierto ¿¿No tenéis la sensación de que todos los catálogos son exactamente iguales?? No hay ninguno que aporte algo nuevo, diferente, algo que llame la atención, miro y remiro, comparo, y veo, pero que nada, no encuentro nada interesante, ¿Seré rara??


Voy a tener que ponerme las pilas si no quiero que mi casa se convierta en la mayor juguetería del pueblo 😉


¿Tenéis vuestra lista de regalos?
 ¿También os es complicado repartir entre la familia?
Os espero en la próxima entrada, "Como mamá se transformó en el Grinch"
Sylvya

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Hoy leemos: El camino a la escuela.

Hoy os traigo un libro especial "El camino a la escuela" este libro no trae ilustraciones bonitas llenas de colores pastel, ni cuenta una historia con final feliz donde todos comen perdices. Este libro cuenta una realidad, más bien una cruda realidad, miles de niños no van a la escuela y otros tantos tienes que pasar por situaciones complicadas para poder hacerlo.


Con él te das cuenta de la suerte que tenemos. Muchos padres e hijos deberían leerlo, que digo muchos, todos deberían verlo aunque solo fuese una vez, imágenes que te dan que pensar, estoy segura que estos niños no piensan en insultar o pegar a otros, estos niños deben ayudarse para llegar hasta la escuela, tienen que ser un equipo, son cómplices de "aventuras".




¿Qué haces para llegar a la escuela?
Cada día muchos niños de todo el mundo, el camino a la escuela es a menudo largo y peligroso. ¡Algunos niños incluso cargan con sus propios pupitres, o con pesados recipientes llenos de agua potable! Todas estas asombrosas fotos de niños sorteando desastres naturales, cruzando ríos, puertos de montaña y cumbres vertiginosas, subrayan tosas lo mismo: no importa cómo vayas a la escuela, lo importante es llegar.


 Cada imagen de este libro fotográfico habla de la importancia de la educación y del compromiso físico que los niños están dispuestos a realizar cada día para conseguirla.

Rosemary McCarney dirige el equipo de Plan Internacional Canadá, donde ayudó a crear la relevante iniciativa "Por se niña" y ha trabajado para conseguir un Día Internacional de la Niña declarado por las Naciones Unidas para celebrar la vida de las niñas y llamar la atención sobre los retos específicos a los que se enfrentan.

Los beneficios obtenidos por la venta de este libro serán donados a la campaña "Por ser niña" de Plan Internacional.
www.plan-españa.org


Este libro podéis encontrarlo en Boolino
Sylvya